Defending our botanical patrimony:

an open letter to our governers

     Desde el barrio Las Vegas de Cayey, les escribe la autora y educadora etnobotánica María Benedetti con el corazón en la mano.  Llevo viviendo en Puerto Rico desde el 1989. Durante este tiempo me he dedicado a escribir y enseñar sobre la tradición de la medicina botánica que hoy, luego de tantos años sin reconocimiento, comienza a inspirar respeto alrededor del mundo entero. 

     Irónicamente, justo en el momento del despertar mundial en cuanto al valor de la medicina botánica tropical, los puertorriqueños hemos optado por envenenar las plantas silvestres medicinales que siempre nos han servido de antisépticos, fungicidas, analgésicos, afrodisíacos, diuréticos, laxantes, estimulantes, digestivos, tranquilizantes, aliados contra el cáncer, la diabetes y la artritis, para no mencionar su papel como alimentos súper nutritivos, entre muchas otras funciones.

     Siempre me ha maravillado la vitalidad (y el gran valor medicinal y alimenticio) de los matojos medicinales de la zona central.


     

Miremos, como ejemplo, la mostaza silvestre de nuestras montañas (Brassica spp), conocida en inglés como los famosos mustard greens, asociadas a la supervivencia y buena salud de los afroamericanos del sureste de los EE.UU. 

     Este “matojo” de hojas grandes y picantes, es rica en antioxidantes como la quercetina y la pro-vitamina A.  La quercetina apoya la salud cardiovascular, fortaleciendo los capilares y bajando los niveles de colesterol malo (ldl).  La quercetina también ejerce un efecto súper anti-inflamatorio frente a las reacciones alérgicas. La pro-vitamina A apoya el sistema inmunológico.  La mostaza también cuenta con una riqueza de otros compuestos (glucosinolatos) muy activos contra el cáncer. Y la gran diversidad de antioxidantes que nos ofrece la mostaza baja el riesgo de estrés.  La mostaza también contiene buenas proporciones de proteína, fibra, calcio, cobre, magnesio, manganeso, vitamina E, y una amplia gama de vitaminas B, incluyendo B6, B2, ácido fólico (B9) y ácido pantoténico (B5).

 Nuestra verdolaga (Portulaca oleracea) es una de las plantas silvestres más reconocidas en el mundo entero por su alto contenido de ácido graso Omega 3. Los Omega-3, asociados mayormente con el consumo del pescado, ayudan a bajar el colesterol malo, ejercen un marcado efecto antidepresivo y nos protegen del çáncer. Tiene grandes concentraciones de las vitaminas antioxidantes A, C, y E, y el fósforo que contiene nos fortalece los huesos, dientes, riñones y corazón mientras apoya los procesos mentales y la absorción de vitaminas.  El magnesio regula la presión sanguínea, fortalece las encías y nos ayuda a asimilar el calcio. Desde la China hasta las Antillas, la verdolaga se utiliza como planta “fresca” útil para tratar el hígado inflamado y regular el azúcar en la sangre. Como fuente de fibra, la verdolaga picada y hervida en agua salada (con todo y caldo) es un sabroso remedio para el estreñimiento. El bacalao guisado con verdolaga y la sopa afro-boricua conocida como calalú son platos tradicionales que reflejan conocimientos etnobotánicos milenarios.


     

     Hoy, miro los alrededores de nuestros caminos y carreteras quemadas, y francamente, estoy de luto.  Durante los últimos 17 años, el uso del yerbicida (mayormente a base de glifosato) ha ocasionado una merma en la vitalidad de MUCHAS de las plantas silvestres que nos han servido de medicina preventiva y curativa durante largas generaciones.  Algunos han desaparecido.  Para dar mis clases sobre plantas medicinales, a veces tengo que viajar a buscar manchas SANAS de las que siempre se daban silvestres y hermosas en todas partes:

  • la salvia (Pluchea symphytifolia) para dolor e inflamación;

  • el blero (Amaranthus spp.) como suplemento nutritivo alto en aminoácidos;

  • el pequeque o piquete (Bidens spp.) un súper alimento utilizado como afrodisíaco, para regular la tiroides, fortalecer el pancreas y producir leche materna;

  • el llantén (Plantago major) conocida por su acción contra el cáncer, úlceras del estómago y diversas afecciones de la piel;

  • la plenetaria (Peperomia pellucida) medicina para los riñones y la vejiga y como uno de los mejores diuréticos, ayuda a regular la presión sanguínea;

  • el recao (Erynguim foetidum), tónico digestivo anti-viral que alivia dolores de menstruación y regula la presión sanguínea;

  • el anamú, “la yerba que el cabro no masca” (Petiveria alliacea), fungicida por excelencia, estimulante metabólico, anticancerígeno y hipoglucémico (baja el azúcar en la sangre);

  • la malva (Malachra capitata) combate el estreñimiento, la inflamación y las fiebres; y

  • la escobilla o escoba blanca (Sida spp.) recién reconocida por su acción bactericida (hasta arrasa con el impétigo), como antidepresivo, estimulante mental y depurador de la sangre,

          Y hay TANTAS otras plantas que dan su vida para mejorar la calidad de nuestros suelos y evitar su erosión y los deslizamientos que nos han costado tanto. ¡Y nosotros, aquí, nos empeñamos en envenenarlas con yerbicida!.

     En solución con otros compuestos químicos “no activos,” el glifosato es agudamente tóxico para todas nuestras plantas medicinales y alimenticias, para no mencionar los peces, las aves, los insectos beneficiosos y otros organismos que hacen que nuestros suelos sean fértiles y sanos. Supuestamente, este veneno complejo sólo interfiere con el metabolismo de las plantas. Pero nosotros vivimos gracias a un sinfín de bacterias beneficiosas que representan nuestra habilidad para asimilar nuestros alimentos y combatir enfermedades. Cuando estas buenas bacterias se ven afectadas por este tipo de veneno, producen amoniaco y otros compuestos malsanos en nuestra sangre.  Y estos compuestos están relacionado directamente al autismo, el Alzheimer, defectos de natalidad, y varios tipos de cáncer.  No es casualidad que estos males siguen ocurriendo con más frecuencia ya que el uso de yerbicidas se ha vuelto común en la agricultura convencional. Peor aún, nuestros sistemas de purificación de agua NO filtran este tipo de contaminante.  Si usamos yerbicida, beberemos yerbicida.  Y si bebemos yerbicida, nos esperan las enfermedades más malignas y temidas.

         A pesar de tantos estudios que arrojan luz sobre la verdad del glifosato, seguimos justificando su uso por razones económicas. Pero ¿cuál es la economía si destruimos nuestra salud y la del medio ambiente que es la base de nuestra sustentabilidad?  ¿No cuesta nada toda esta destrucción y enfermedad?  Hoy, frente a mi casa, donde había tanta vida, alimento y medicina alegres, ahora sólo hay plantas envenenadas, pájaros muertos. Y mucha muerte que no vemos dentro del suelo. Es mi gran tristeza lo que me motiva a escribirle un viernes por la noche en las navidades.

     Si guglean glifosato: peligro para la salud, descubrirán páginas largas y videos completos sobre los efectos del yerbicida más comúnmente utilizado en nuestros municipios. De hecho, durante el último año, Bayer/Monsanto perdió dos demandas, y tuvo que pagar $80 millones en ambos casos, ya que fue comprobado que el glifosato les había causado el cáncer linfático (linfoma) a los dos demandantes, quienes lo regaban sin conocer los riesgos.  Quedan más de 11,000 casos pendientes.  Los tribunales comprobaron que Monsanto financió estudios por encargo para comprobar la seguridad de su producto, presionó a agencias reguladoras y llevó a cabo campañas para difamar y desprestigiar a científicos que demostraban la toxicidad del glifosato.

     Estudios independientes (hechos por científicos no pagados por la industria) también asocian este yerbicida al cáncer hepático, cáncer del seno y de la tiroides, malformaciones fetales, demencia senil (Alzheimer), Párkinson, fallos renales, colitis crónica, ADD, depresión crónica, desbalances hormonales, disfunción eréctil, infertilidad, obesidad, autismo, deficiencias de minerales y la muerte de abejas, peces y otros animales.  Un estudio publicado en la revista Archivos de Toxicología (2012) asegura que no hay nivel seguro de exposición al glifosato. Su mera inhalación puede causar cambios dañinos en el ADN de los seres humanos.

     Ya que el glifosato está bajo la mirilla del mundo entero, nosotros en Puerto Rico estamos regando nuestras tierras y aguas con este veneno como si fuera agua.  Esta es una manifestación de lo que se llama DUMPING.  Y es una clara manifestación del racismo ambiental.

 

     NO podemos jugar más a los bobos que haremos lo que digan las corporaciones y sus fotutos. Porque se nos va la vida y la vitalidad de nuestro territorio físico y de nuestro entorno humano.   

     Para los que pueden escuchar una presentación en inglés, la ciencia más reciente y contundente se presenta aquí, y nada más con escuchar los primeros ocho minutos, aprenderán un montón de los investigadores científicos de más renombre en este campo: http://www.nextworldtv.com/page/32438.html

     Amigos alcaldes, a nombre de nuestra población entera, les ruego que dejemos de usar yerbicida en las carreteras de Puerto Rico central. Me pongo completamente a su disposición para apoyar con presentaciones sobre el valor de nuestra flora silvestre para los empleados municipales y el público en general.

     Puerto Rico saludable, Puerto Rico resistente, Puerto Rico alegre. Creo que estas son visiones que compartimos. Por la salud de nuestra gente, de nuestras aguas.  Por la cultura de una medicina verde ancestral.  Por la vida.  No más yerbicida.

 

                                                               Gracias por leerme,

 

PD:

: glifosato: peligros para la saludToxicología del Glifosato: Riesgos para la salud humana - EcoPortal.net


 

https://www.ecoportal.net › Temas-Especiales › Salud

 

  1.  

por J Kaczewer - ‎Mencionado por 50 - ‎Artículos relacionados

El presente artículo pasa revista a los riesgos que esa sustancia conlleva para la salud humana (toxicidad, efectos cancerígenos y reproductivos, acción ...

 

 

Glifosato: Un herbicida peligroso para la salud y los ecosistemas ...


https://www.vivosano.org/glifosato-herbicida-peligroso-para-salud-y-ecosistemas/

 

  1.  

27 mar. 2018 - Glifosato: Un herbicida peligroso para la salud y los ecosistemas ... La única forma de evitar los riesgos y peligros que plantean los plaguicidas ...

 

 

10 enfermedades que puede causar el glifosato - Bioguía


https://www.bioguia.com/notas/10-enfermedades-que-puede-causar-el-glifosato

 

  1.  

13 abr. 2016 - Entérate por qué el herbicida más utilizado en el mundo tiene efectos muy perjudiciales para la salud de las personas.

 

 

Glifosato: Informe de Greenpeace advierte efectos nocivos para la ...


www.greenpeace.org › Inicio › Noticias

 

  1.  

  2.  

1 jul. 2011 - Greenpeace denuncia el impacto negativo del glifosato en la salud de personas y animales. La evidencia detallada en el informe “Tolerancia a ...

 

 

La OMS eleva el riesgo de cáncer del herbicida más popular, ¿cómo ...


https://www.20minutos.es/noticia/2419259/0/glifosato-herbicida/cancer/espana/

 

  1.  

1 abr. 2015 - El principal productor de glifosato, la multinacional Monsanto, ... que este pesticida tiene importantes efectos en la salud y el medio ambiente.

[PDF]

 

Efectos de la intoxicación por glifosato en la población agrícola ...


revistas.ces.edu.co/index.php/ces_salud_publica/article/viewFile/4427/2824

 

  1.  

por CC Cortina - ‎2017 - ‎Mencionado por 2 - ‎Artículos relacionados

por glifosato, efectos agudos y crónicos, consideraciones para el tratamiento, ... múltiples sistemas del cuerpo, lo que compromete la salud de la población.

 

 

10 enfermedades provocadas por el glifosato - Ecoticias


https://www.ecoticias.com/sostenibilidad/.../10-enfermedades-provocadas-glifosato

 

  1.  

1 abr. 2016 - “Tras más de 20 años expuestos al glifosato, los científicos han documentado la existencia de infinidad de consecuencias para la salud ...

 

 

 

¿Cuáles son las consecuencias que tiene el glifosato en la salud ...


https://www.elpais.com.co › JUDICIAL

 

  1.  

29 abr. 2015 - Luego de conocerse la recomendación hecha por el Ministerio de Salud de suspender las fumigaciones con glifosato por aspersión aérea ...

 

 

Glifosato: verdades y mentiras del herbicida más vendido del mundo

https://www.xataka.com/.../glifosato-verdades-y-mentiras-del-herbicida-mas-vendido-...

 

  1.  

  2.  

21 mar. 2017 - Es comprensible que las autoridades quiera proteger a sus ciudadanos de posibles riesgos para la salud. Pero pasarse de celo también es ...

 

 

Glifosato: contaminación ambiental, la toxicidad y los riesgos ...


www.rapaluruguay.org/.../glifosato_contaminacion_ambiental_toxicidad_riesgos_pot...

 

  1.  

Glifosato: contaminación ambiental, la toxicidad y los riesgos potenciales para la salud humana a través de los alimentos contaminados. Resumen. El glifosato ...

  • Facebook - White Circle

©2017 BotaniCultura. Diseño por B Design